Abercrombie & Fitch en Madrid, mucho más que una tienda | Celia Quijano